Esther González Dávila: “Debemos de unir fuerzas para conseguir que las instituciones deriven recursos para una atención especializada para las personas con TEL/TDL en la que los logopedas formarán parte protagonista”

Charlando con Esther González Dávila, presidenta de la Asociación de Personas con Trastornos Específicos del Lenguaje de Madrid (ATELMA)

El 30 de septiembre se conmemora el Día Internacional del Trastorno Específico del Lenguaje (TEL), un trastorno del neurodesarrollo que afecta aproximadamente a un 7% de la población y que compromete a la expresión y/o comprensión del lenguaje oral. Sin embargo, como explican desde ATELMA, “es un trastorno muy desconocido para la población general, otros trastornos que presentan una prevalencia similar o mucho menor que el TEL como es el caso del TEA –trastorno del espectro autista– (1-2% de prevalencia; Baxter et al., 2015) o el TDAH – trastorno por déficit de atención e hiperactividad– (7,2% de prevalencia; Thomas et al., 2015) son mucho más conocidos por la sociedad”.

Como consecuencia, el TEL/TDL se caracteriza como un trastorno invisible (Bishop, 2013). Y esta falta de reconocimiento del TEL “tiene consecuencias en las decisiones sobre las políticas y los recursos que se dedican para su atención y tiene su reflejo también en el número de proyectos de investigación y de publicaciones que se realizan de este trastorno en relación con otros trastornos, provocando una situación de vulnerabilidad y desprotección en todas las personas con TEL/TDL”, indica su presidenta, Esther González Dávila.

Necesidades de las personas con TEL  

“Lo que necesitan las personas con TEL/TDL es dejar de ser invisibles”, advierte González Dávila. Necesitan que todo el mundo conozca el trastorno y sus características, que se les dé la atención, el protagonismo y la importancia que tienen. Necesitan que la sociedad haga un cambio de mirada hacia la diversidad y hacia la comprensión de los trastornos del lenguaje. Y necesitan que las instituciones doten a las personas con TEL/TDL, sus familias, a los profesionales, a los centros educativos, a las empresas, etc. de los apoyos y los recursos que se necesitan para llevar a cabo una inclusión real.

ATELMA está realizando un gran esfuerzo por dar visibilidad al TEL/TDL, por formar, informar y acompañar a las familias, a las personas con TEL/TDL y a todo el que lo necesite. Todos las iniciativas y programas de ATELMA tienen como fin luchar por los derechos de las personas con TEL/TDL.

Acompañamiento en la vida adulta: un reto

“Actualmente, se nos plantea un nuevo reto muy importante, acompañar a nuestros usuarios en el desarrollo de una vida adulta en que el puedan gozar de las mismas oportunidades que los demás”, subraya la presidenta de ATELMA.

Para ello, están comenzando un programa de inserción laboral y de vida independiente. “Lo que queremos es que todas las personas con TEL/TDL desarrollen al máximo sus capacidades y consigan el presente y el futuro que ellos desean sin tener que luchar continuamente por sus derechos”, asegura.

Implicación de los profesionales

En su opinión, los profesionales debemos de tener una formación continua en TEL/TDL, ya que, cada poco, aparecen nuevos avances en tratamientos. Los profesionales debemos de ser conscientes del papel tan importante que jugamos en la vida de las familias y de las personas con TEL/TDL, familias que han pasado por un largo periplo de dificultades y necesitan que alguien las acompañe desde la sinceridad y la empatía.

Y, sobre todo, los profesionales debemos de sensibilizar sobre los trastornos del lenguaje a otros profesionales, a las familias, a las instituciones y ser los primeros en luchar por los derechos de las personas con TEL/TDL.

¿Y, en concreto, los logopedas? “Los logopedas sois parte imprescindible en el tratamiento de las personas con TEL/TDL, necesitamos que forméis parte de los equipos multidisciplinares, que sigáis realizando estimulación precoz del lenguaje y que continuéis con vuestra intervención a lo largo de toda la vida de las personas con TEL/TDL”, cuenta.

La logopedia es una disciplina dinámica y en continuo desarrollo que engloba la investigación, diagnóstico, evaluación, tratamiento, y prevención de los trastornos del lenguaje y en concreto del TEL/TDL. “Sois los primeros que habéis visualizado los trastornos invisibles y queremos que sigáis haciéndolo. Necesitamos que sigáis luchando por los derechos de las personas con TEL/TDL, invirtiendo tiempo y esfuerzo en la investigación y en la mejora de práctica clínica y así, mejorando su calidad de vida a corto y a largo plazo”, puntualiza.

Es muy importante establecer sinergias entre instituciones que luchan por un mismo fin, en este caso por los derechos y por visibilizar el TEL/TDL al resto de la población y, con ello, poner en valor la importancia de una profesión como la logopedia que es necesaria para este 7% de la población afectada por el TEL/TDL. Debemos de unir fuerzas para conseguir que las instituciones deriven recursos para una atención especializada para las personas con TEL/TDL en la que los logopedas formarán parte protagonista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *